Pollo a la Plancha

  • Receta de CenasLigeras

  • Tortilla Francesa

  • Ensalada de Pasta

  • Tostada Integral

  • Bol de Piña Fresca


  • "Pollo a la Plancha"

    Receta de Pollo a la Plancha


    Si te gusta la de pechuga de pollo y quieres hacer una cena ligera, te recomendamos esta receta para preparar una pechuga de pollo a la plancha. Es una receta muy fácil de preparar y que cualquiera puede hacer, pero que queda muy rica.

    Ingredientes:

    - Filetes de pechuga de pollo
    - Uno o dos dientes de ajo
    - Aceite de oliva virgen
    - Vinagre de Módena
    - Perejil
    - Sal fina




    Preparación:

    Empezaremos preparando la pechuga de pollo, la cual tendremos que filetear si no la hemos comprado ya fileteada. Puedes cortarla del grosor que prefieras, o decirle al carnicero que lo haga por ti. Si te gusta que quede más jugosa la carne, es mejor emplear filetes un poco más gruesos. Una vez tengamos los filetes cortados, los lavamos con agua bajo el grifo y los escurrimos.

    En un bol vamos a mezclar uno o dos dientes de ajo muy bien picaditos, un poco de perejil también muy picado, vinagre de Módena y aceite de oliva virgen, para formar un aliño con el que embadurnaremos los filetes de pollo. Si tienes tiempo puedes dejar los filetes metidos en este aliño durante una o dos horas para que tome más el sabor, en caso que no tengas prisa por cocinarlos.

    Una vez que vayamos a preparar los filetes de pollo, podemos hacerlos bien en una sartén o en una plancha eléctrica, lo que prefieras. No es necesario agregar nada de aceite de oliva para hacerlos, así los haremos a la plancha y quedarán muy jugosos los filetes de pollo. Los vamos a dejar hasta que se doren bien por una cara y les damos la vuelta para cocinarlos igualmente por la otra parte.


    Cuando tengamos los filetes bien hechos a la plancha por los dos lados, les echamos un poco de sal fina por encima y ya podemos servirlos para comerlos antes que se enfríen. Estos filetes se pueden servir entre dos rebanadas de pan para sándwich o bien comerlos tal cual, o si lo prefieres puedes acompañarlos con un poco de ensalada, ya que en todos los casos quedarán muy sabrosos. Seguro que os encantan.